Un Website para opinar..!

Archivo del sitio

Vídeo

¿POR QUÉ CREER EN LA EDUCACIÓN VIRTUAL?


Resumen.

En la actualidad, se siguen evaluando las  diferentes modalidades educativas y entre ellas la virtual, que no solo está logrando gran cobertura, si no mostrando, que puede ser una alternativa para mejorar los procesos de aprendizaje en cualquier contexto social. La globalización y el avance tecnológico, ha hecho que se generen nuevas exigencias al profesional de hoy, por consiguiente, ¿por qué no creer que la educación virtual es una de las mejores opciones en el futuro?.

Esto ha sido cuestionado, pues no  se considera  que llegue a cumplir con los estándares de la educación presencial, es por esto, que en el  presente artículo analizaremos las realidades de la virtualidad, para considerarla un esquema que no solo cuenta con patrones tecnológicos y pedagógicos, que permiten la construcción de entornos de aprendizaje significativo, y que junto con la apropiación de los roles del tutor y discente, logran estructurar una propuesta pedagógica, que contribuye a los procesos evolutivos de los grupos sociales, mostrando como el manejo de la información, su análisis y posterior reconstrucción, llevan  a la adecuada transferencia de conocimiento que todo individuo debe lograr, para llegar a ser competitivo dentro de un contexto social.

Palabras claves: educación virtual, entornos de aprendizaje, EVA, educación presencial, educación a distancia, aprender a aprender, TIC, autoaprendizaje, globalización.

Abstract.

Currently, virtual education is questioned, in this document, you read the arguments to recognize in this type of education, their characteristics and importance. Therefore, educational’s globalization has changed the ways to search, analyze and transfer knowledge, being the best alternative virtual education by facilitating the construction of meaningful learning environments. In this way, you will be able to conclude, why it is believed that the virtual education is one of the best form of learning for the future? Keywords: virtual education, learning environments, EVA, classroom education, distance learning, learning to learn, ICT, self-learning, globalization.

v1La sociedad de hoy sigue su proceso evolutivo, pareciera que para muchos  involuciona en algunos aspectos, pues, el contexto realmente es quién establece su grado de avance dentro de cada grupo social, es así, como la didáctica de la educación está siendo cuestionada, entre lo tradicional y lo que muta día a día; de esta manera, no es tan difícil creer que la educación virtual es una de las mejores opciones del futuro, ya que, se ha logrado generar un gran estigma, en algunos espacios educativos, al creer que este tipo de educación, no logra alcanzar los estándares de la educación tradicional.

De esta manera, instituciones de alta credibilidad internacional (ENQA[1], ICDE[2]) y nacional como el Consejo Nacional de Acreditación de Colombia, se han preocupado por fijar parámetros de evaluación para la educación virtual, tal como lo indican Colás et al. (2005) la evaluación ha sido abordada desde diferentes flancos, se han desarrollado enfoques evaluativos de la educación en línea en términos socioeconómicos, tecnológicos, educativos (pedagógicos), metodológicos y psicológicos.

v2Por lo tanto, entrar a prejuzgar el éxito de un esquema educativo tiende a ser apresurado, mas cuando en sus inicios en Latinoamérica son recientes, esto le abre la posibilidad a que las universidades, puedan adoptar estos esquemas internacionales en sus procesos de mejoramiento continuo, donde, ellas mismas han experimentado en su implementación, logrando los ajustes pertinentes para hacer de esta modalidad una alternativa de alta calidad para el estudiante de hoy.

Quizás, uno de los muchos motivos, por los cuales la modalidad virtual se hace indispensable y relevante en los procesos educativos contemporáneos, es la manera como se están realizando los esquemas de transferencia de conocimiento en la actualidad, como lo diría Cabero (2012):

Uno de los elementos que ha influido para cambiar el imaginario social que se tiene de la educación a distancia, a consecuencia de la importancia y la significación que la virtualidad está adquiriendo en la sociedad del conocimiento, y en la significación de éstos para alcanzar uno de sus retos, es el de ser una sociedad del aprendizaje constante. Dicho en otros términos: el desenvolverse en una sociedad caracterizada por el “aprender a aprender”, donde la información, por una parte, se va ampliando constantemente como no lo había hecho en los siglos anteriores.

Teniendo en cuenta la anterior conjetura, la sociedad del conocimiento implica el aprendizaje de nuevas formas de aprender a aprender, la sociedad tiende a globalizar la estructura socio-económicas, culturales, políticas, con llevando a generar nuevas exigencias profesionales, donde el uso de las TIC  y el manejo de la información, no se vea enmarcado en entornos presenciales, que no siempre garantizan el adecuado proceso del aprendizaje.

v3Así, como se ha cuestionado la calidad de la educación virtual, ¿por qué no se podría cuestionar la calidad de la educación presencial?, en ambos entornos de aprendizaje, si no se llega a evidenciar un compromiso del discente, por ser responsable con su proceso educativo, no se evidenciaría el éxito académico, logrando en su contexto un adecuado esquema de transferencia de conocimiento.

Es de anotar, que el cambio se centra en los entorno de aprendizaje, ya que, tanto en lo presencial como en lo virtual (extensión de la enseñanza EVA), comienza un cambio en los roles del docente como del estudiante, generándose  dos líneas de investigación: la tecnológica y al pedagógica como patrones de diseño a tener en cuenta, como lo ratifica Ramírez Jiménez M. (2009):

Contar con un lenguaje de patrones pedagógicos en educación virtual será un apoyo muy importante a la labor docente del tutor online, en tanto que, de forma general, ofrece respuestas a problemas que suelen presentarse en el proceso de enseñanza-aprendizaje en educación virtual, y, por otro lado, supone un punto de referencia muy válido para aquellos docentes que, procedentes de la educación presencial, han de afrontar la gestión de una asignatura en educación virtual.

Al lograr analizar, el concepto de patrón pedagógico, no solo convergen la implementación de nuevas formas de construcción de entornos de aprendizaje, si no que se da la oportunidad de que el educador, se cuestione de manera tajante su didáctica, donde los entornos virtuales de aprendizaje plantean problemas pedagógicos específicos para cuya solución no siempre son aplicables patrones pedagógicos generales que han demostrado su validez en entornos presenciales.

v4Es así, como la  riqueza de la era actual de conocimiento, radica en formar educandos capaces de manejar la información, estamos en un momento histórico donde se navega en una gran cantidad de medios, que han hecho de la información sea la herramienta de evolución, por ende, la educación virtual acerca al estudiante a este proceso de asimilación, a su vez, obliga a todos los participantes en su adecuada implementación, para no hacer de ella un elemento que genera más inequidad, como lo diría Cookson (2012) Every day we are exposed to huge amounts of information, disinformation, and just plain nonsense. The ability to distinguish fact from factoid, reality from fiction and truth from lies is an essential skill. From the time of Socrates to today, human beings have struggled with overcoming our tendency to believe in magic and to draw false conclusions from limited or false data. Ultra- intelligence without the ability to reflect, ask essential questions and be self-critical is like a runaway horse that is racing without direction.

A partir de lo que expone el autor, el individuo de hoy vive de manera directa, con espacios de interacción comunicativa (presenciales, móviles, redes sociales, LMS), que le acercan a un sin número de información que no solo no es cuestionada por el receptor, además, de solo ser aceptada en su mayoría como verdades únicas, es aquí, donde el tutor virtual, cumple su función de orientador en el proceso de reconstrucción de conocimiento, el mismo principio que se daría desde lo presencial, pero con la posibilidad de ampliar su espectro de búsqueda direccionada.

Continuando con este viaje argumental, no podemos olvidar los aspectos que le han dado la relevancia a la educación virtual, como la diversificación de la oferta educativa, el desarrollo de material educativo que fomenta el autoaprendizaje, la interactividad del docente y estudiante que es más amplia que desde lo presencial, permite el acercamiento de los estudiantes de zonas apartadas a la capacitación profesional, satisface las necesidades de los alumnos con fobias escolares, y el aprendizaje y empleo de aplicaciones móviles que han globalizado la información, entre otras.

v6En conclusión, no podemos seguir en esa gran disyuntiva, en que se sigue cuestionando la realidad de la educación virtual, la explosión tecnológica en la que vive el hombre actual y que muy seguramente envolverá a las futuras generación, no solo muestra la necesidad de equilibrar las estrategias educativas que comienzan a imperar desde el mundo globalizado, la virtualidad no debe ser la excusa, para dar un paso a tras a los procesos innovadores de aprendizaje,  ni mucho menos catalogar a las universidades y sus facultades como buenas o malas por ejercer esta modalidad de enseñanza.

La educación virtual, ha logrado generar nuevos entornos de aprendizaje, que seguirán siendo ajustados a las necesidades del estudiante y su contexto, pero, como es normal, de un proceso de adaptación de los actores que intervienen en la modalidad, con la implementación de un esquema de evaluación apropiado, que no solo permite  reconocer sus fortalezas si no también ajustar los procesos para superar sus debilidades.

La virtualidad, no solo tendrá que seguir luchando contra sus detractores, que muy seguramente continuarán encontrando el punto de quiebre, pero también, en su avance de cobertura educativa, seguirá siendo la esperanza de la masificación de la educación, reduciendo la brecha de tiempo y espacio entre el conocimiento y el aprendiz; por lo tanto, su avance es inevitable, para que todos los que hacemos parte de esta sociedad cambiante, simplemente con el tiempo, logremos comprender que el conocimiento y el uso de información, se seguirá transformado para que el ser realmente llegue a procesos evolutivos.

Bibliografía:

Campos, C.J. (2008). Indicadores de calidad en educación virtual. Escuela de Ciencias de la Educación. Universidad Estatal a Distancia. (Paper) Retomado el 23/03/2016 de: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5181341

Imágenes Google, (2016). Retomado el 24/03/2016 de: https://www.google.com.co/search?q=imagenes+de+educaci%C3%B3n+virtual&tbm=isch&imgil=2y_2G5CypSkZrM%253A%253ByY7CAdoX2G0I9M%253Bhttp%25253A%25252F%25252Fwww.eoi.es%25252Fblogs%25252Fmintecon%25252F2014%25252F11%25252F17%25252Feducacion-en-linea-e-learning-o-educacion-virtual%25252F&source=iu&pf=m&fir=2y_2G5CypSkZrM%253A%252CyY7CAdoX2G0I9M%252C_&usg=__fInYvNY16KzAwixN9uYekmKQEvI%3D&biw=1366&bih=681&ved=0ahUKEwix4uKcgNrLAhVMpR4KHY3gDhYQyjcIMQ&ei=hzj0VvGCO8zKeo3Bu7AB

Moreno, C. M. (Coord.) (2012). Veinte visiones de la educación a distancia. Universidad de Guadalajara, México: UDGVIRTUAL. Retomado el 23/03/2016 de: http://biblioteca.udgvirtual.udg.mx/eureka/pudgvirtual/20_visiones_web.pdf

Rodríguez Jiménez, J. M. (2009): Patrones pedagógicos en educación virtual. RED. Revista de Educación a Distancia, número monográfico X. Consultado (23/03/2016) en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3091011

Tesouro, C.M. & Allepuz, J.P. (2006). La escuela virtual: la tecnología al servicio de la educación. Comunicar, 272006 Revista Científica de Comunicación y Educación; ISSN: 1134-3478: páginas 171-177. Retomado el 23/03/2016 de: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4218465

____________________________

[1] European Network for Quality Assurance in Higher Education.

[2] International Council of Distance Education.

Anuncios