Un Website para opinar..!

Archivo para la Categoría "Ensayo"

Vídeo

¿POR QUÉ CREER EN LA EDUCACIÓN VIRTUAL?


Resumen.

En la actualidad, se siguen evaluando las  diferentes modalidades educativas y entre ellas la virtual, que no solo está logrando gran cobertura, si no mostrando, que puede ser una alternativa para mejorar los procesos de aprendizaje en cualquier contexto social. La globalización y el avance tecnológico, ha hecho que se generen nuevas exigencias al profesional de hoy, por consiguiente, ¿por qué no creer que la educación virtual es una de las mejores opciones en el futuro?.

Esto ha sido cuestionado, pues no  se considera  que llegue a cumplir con los estándares de la educación presencial, es por esto, que en el  presente artículo analizaremos las realidades de la virtualidad, para considerarla un esquema que no solo cuenta con patrones tecnológicos y pedagógicos, que permiten la construcción de entornos de aprendizaje significativo, y que junto con la apropiación de los roles del tutor y discente, logran estructurar una propuesta pedagógica, que contribuye a los procesos evolutivos de los grupos sociales, mostrando como el manejo de la información, su análisis y posterior reconstrucción, llevan  a la adecuada transferencia de conocimiento que todo individuo debe lograr, para llegar a ser competitivo dentro de un contexto social.

Palabras claves: educación virtual, entornos de aprendizaje, EVA, educación presencial, educación a distancia, aprender a aprender, TIC, autoaprendizaje, globalización.

Abstract.

Currently, virtual education is questioned, in this document, you read the arguments to recognize in this type of education, their characteristics and importance. Therefore, educational’s globalization has changed the ways to search, analyze and transfer knowledge, being the best alternative virtual education by facilitating the construction of meaningful learning environments. In this way, you will be able to conclude, why it is believed that the virtual education is one of the best form of learning for the future? Keywords: virtual education, learning environments, EVA, classroom education, distance learning, learning to learn, ICT, self-learning, globalization.

v1La sociedad de hoy sigue su proceso evolutivo, pareciera que para muchos  involuciona en algunos aspectos, pues, el contexto realmente es quién establece su grado de avance dentro de cada grupo social, es así, como la didáctica de la educación está siendo cuestionada, entre lo tradicional y lo que muta día a día; de esta manera, no es tan difícil creer que la educación virtual es una de las mejores opciones del futuro, ya que, se ha logrado generar un gran estigma, en algunos espacios educativos, al creer que este tipo de educación, no logra alcanzar los estándares de la educación tradicional.

De esta manera, instituciones de alta credibilidad internacional (ENQA[1], ICDE[2]) y nacional como el Consejo Nacional de Acreditación de Colombia, se han preocupado por fijar parámetros de evaluación para la educación virtual, tal como lo indican Colás et al. (2005) la evaluación ha sido abordada desde diferentes flancos, se han desarrollado enfoques evaluativos de la educación en línea en términos socioeconómicos, tecnológicos, educativos (pedagógicos), metodológicos y psicológicos.

v2Por lo tanto, entrar a prejuzgar el éxito de un esquema educativo tiende a ser apresurado, mas cuando en sus inicios en Latinoamérica son recientes, esto le abre la posibilidad a que las universidades, puedan adoptar estos esquemas internacionales en sus procesos de mejoramiento continuo, donde, ellas mismas han experimentado en su implementación, logrando los ajustes pertinentes para hacer de esta modalidad una alternativa de alta calidad para el estudiante de hoy.

Quizás, uno de los muchos motivos, por los cuales la modalidad virtual se hace indispensable y relevante en los procesos educativos contemporáneos, es la manera como se están realizando los esquemas de transferencia de conocimiento en la actualidad, como lo diría Cabero (2012):

Uno de los elementos que ha influido para cambiar el imaginario social que se tiene de la educación a distancia, a consecuencia de la importancia y la significación que la virtualidad está adquiriendo en la sociedad del conocimiento, y en la significación de éstos para alcanzar uno de sus retos, es el de ser una sociedad del aprendizaje constante. Dicho en otros términos: el desenvolverse en una sociedad caracterizada por el “aprender a aprender”, donde la información, por una parte, se va ampliando constantemente como no lo había hecho en los siglos anteriores.

Teniendo en cuenta la anterior conjetura, la sociedad del conocimiento implica el aprendizaje de nuevas formas de aprender a aprender, la sociedad tiende a globalizar la estructura socio-económicas, culturales, políticas, con llevando a generar nuevas exigencias profesionales, donde el uso de las TIC  y el manejo de la información, no se vea enmarcado en entornos presenciales, que no siempre garantizan el adecuado proceso del aprendizaje.

v3Así, como se ha cuestionado la calidad de la educación virtual, ¿por qué no se podría cuestionar la calidad de la educación presencial?, en ambos entornos de aprendizaje, si no se llega a evidenciar un compromiso del discente, por ser responsable con su proceso educativo, no se evidenciaría el éxito académico, logrando en su contexto un adecuado esquema de transferencia de conocimiento.

Es de anotar, que el cambio se centra en los entorno de aprendizaje, ya que, tanto en lo presencial como en lo virtual (extensión de la enseñanza EVA), comienza un cambio en los roles del docente como del estudiante, generándose  dos líneas de investigación: la tecnológica y al pedagógica como patrones de diseño a tener en cuenta, como lo ratifica Ramírez Jiménez M. (2009):

Contar con un lenguaje de patrones pedagógicos en educación virtual será un apoyo muy importante a la labor docente del tutor online, en tanto que, de forma general, ofrece respuestas a problemas que suelen presentarse en el proceso de enseñanza-aprendizaje en educación virtual, y, por otro lado, supone un punto de referencia muy válido para aquellos docentes que, procedentes de la educación presencial, han de afrontar la gestión de una asignatura en educación virtual.

Al lograr analizar, el concepto de patrón pedagógico, no solo convergen la implementación de nuevas formas de construcción de entornos de aprendizaje, si no que se da la oportunidad de que el educador, se cuestione de manera tajante su didáctica, donde los entornos virtuales de aprendizaje plantean problemas pedagógicos específicos para cuya solución no siempre son aplicables patrones pedagógicos generales que han demostrado su validez en entornos presenciales.

v4Es así, como la  riqueza de la era actual de conocimiento, radica en formar educandos capaces de manejar la información, estamos en un momento histórico donde se navega en una gran cantidad de medios, que han hecho de la información sea la herramienta de evolución, por ende, la educación virtual acerca al estudiante a este proceso de asimilación, a su vez, obliga a todos los participantes en su adecuada implementación, para no hacer de ella un elemento que genera más inequidad, como lo diría Cookson (2012) Every day we are exposed to huge amounts of information, disinformation, and just plain nonsense. The ability to distinguish fact from factoid, reality from fiction and truth from lies is an essential skill. From the time of Socrates to today, human beings have struggled with overcoming our tendency to believe in magic and to draw false conclusions from limited or false data. Ultra- intelligence without the ability to reflect, ask essential questions and be self-critical is like a runaway horse that is racing without direction.

A partir de lo que expone el autor, el individuo de hoy vive de manera directa, con espacios de interacción comunicativa (presenciales, móviles, redes sociales, LMS), que le acercan a un sin número de información que no solo no es cuestionada por el receptor, además, de solo ser aceptada en su mayoría como verdades únicas, es aquí, donde el tutor virtual, cumple su función de orientador en el proceso de reconstrucción de conocimiento, el mismo principio que se daría desde lo presencial, pero con la posibilidad de ampliar su espectro de búsqueda direccionada.

Continuando con este viaje argumental, no podemos olvidar los aspectos que le han dado la relevancia a la educación virtual, como la diversificación de la oferta educativa, el desarrollo de material educativo que fomenta el autoaprendizaje, la interactividad del docente y estudiante que es más amplia que desde lo presencial, permite el acercamiento de los estudiantes de zonas apartadas a la capacitación profesional, satisface las necesidades de los alumnos con fobias escolares, y el aprendizaje y empleo de aplicaciones móviles que han globalizado la información, entre otras.

v6En conclusión, no podemos seguir en esa gran disyuntiva, en que se sigue cuestionando la realidad de la educación virtual, la explosión tecnológica en la que vive el hombre actual y que muy seguramente envolverá a las futuras generación, no solo muestra la necesidad de equilibrar las estrategias educativas que comienzan a imperar desde el mundo globalizado, la virtualidad no debe ser la excusa, para dar un paso a tras a los procesos innovadores de aprendizaje,  ni mucho menos catalogar a las universidades y sus facultades como buenas o malas por ejercer esta modalidad de enseñanza.

La educación virtual, ha logrado generar nuevos entornos de aprendizaje, que seguirán siendo ajustados a las necesidades del estudiante y su contexto, pero, como es normal, de un proceso de adaptación de los actores que intervienen en la modalidad, con la implementación de un esquema de evaluación apropiado, que no solo permite  reconocer sus fortalezas si no también ajustar los procesos para superar sus debilidades.

La virtualidad, no solo tendrá que seguir luchando contra sus detractores, que muy seguramente continuarán encontrando el punto de quiebre, pero también, en su avance de cobertura educativa, seguirá siendo la esperanza de la masificación de la educación, reduciendo la brecha de tiempo y espacio entre el conocimiento y el aprendiz; por lo tanto, su avance es inevitable, para que todos los que hacemos parte de esta sociedad cambiante, simplemente con el tiempo, logremos comprender que el conocimiento y el uso de información, se seguirá transformado para que el ser realmente llegue a procesos evolutivos.

Bibliografía:

Campos, C.J. (2008). Indicadores de calidad en educación virtual. Escuela de Ciencias de la Educación. Universidad Estatal a Distancia. (Paper) Retomado el 23/03/2016 de: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5181341

Imágenes Google, (2016). Retomado el 24/03/2016 de: https://www.google.com.co/search?q=imagenes+de+educaci%C3%B3n+virtual&tbm=isch&imgil=2y_2G5CypSkZrM%253A%253ByY7CAdoX2G0I9M%253Bhttp%25253A%25252F%25252Fwww.eoi.es%25252Fblogs%25252Fmintecon%25252F2014%25252F11%25252F17%25252Feducacion-en-linea-e-learning-o-educacion-virtual%25252F&source=iu&pf=m&fir=2y_2G5CypSkZrM%253A%252CyY7CAdoX2G0I9M%252C_&usg=__fInYvNY16KzAwixN9uYekmKQEvI%3D&biw=1366&bih=681&ved=0ahUKEwix4uKcgNrLAhVMpR4KHY3gDhYQyjcIMQ&ei=hzj0VvGCO8zKeo3Bu7AB

Moreno, C. M. (Coord.) (2012). Veinte visiones de la educación a distancia. Universidad de Guadalajara, México: UDGVIRTUAL. Retomado el 23/03/2016 de: http://biblioteca.udgvirtual.udg.mx/eureka/pudgvirtual/20_visiones_web.pdf

Rodríguez Jiménez, J. M. (2009): Patrones pedagógicos en educación virtual. RED. Revista de Educación a Distancia, número monográfico X. Consultado (23/03/2016) en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3091011

Tesouro, C.M. & Allepuz, J.P. (2006). La escuela virtual: la tecnología al servicio de la educación. Comunicar, 272006 Revista Científica de Comunicación y Educación; ISSN: 1134-3478: páginas 171-177. Retomado el 23/03/2016 de: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4218465

____________________________

[1] European Network for Quality Assurance in Higher Education.

[2] International Council of Distance Education.

“EL ARMA DEL DOBLE DISCURSO”


 En la actualidad se busca respuesta a los malos resultados de los estudiantes en las pruebas nacionales e internacionales, pero quizás la remaestrospuesta está más cerca de lo que se piensa. La imperiosa necesidad de crear una cortina de humo, donde el uso del doble discurso ha hecho que se mantenga al acecho la mediocridad educativa por otras cuantas décadas…

Así, el gobierno exige resultados al Ministerio de Educación, de ahí hasta cuando llega la docente, en medio de ese juego de domino burocrático que solo disfraza la realidad en que se da la educación pública.  

Este ciclo se despliega desde arriba, pero se focaliza en tres momentos, el primero donde el administrativo de turno inicia el doble discurso, exaltando al inicio del año la labor docente, los logros alcanzados y los ajustes a realizar, motivando al docente para que mantenga o ejerza aquella disciplina que es necesaria y que tanto se reclama en las aulas, pero continúa con el otro componente…. Aquel acudiente que en la mayoría de los casos solo se limita a matricular y luego olvidar que se ha hecho responsable de alguien y que tan solo reclama en cada periodo el ¿por qué va perdiendo su acudido?.

De esta manera, el ciclo se cierra nuevamente con el administrativo, que al finalizar el año le recuerda al docente que si deja perdiendo muchos estudiantes se podrá ver afectada su evaluación, bueno…quizás no en estos términos…pero se lo da a entender o que podrían perder compañeros, porque se reduce el número de estudiantes y el rector se ve abocado a entregarlos a la Secretaría,  es así, que se le une el padre de familia que aunque no reconozca que ha sido irresponsable con el apoyo hacia su hijo, y ve que él no ha tenido mayor compromiso, se niega a reconocer que debe repetir el año; entonces, busca la manera de denunciar y luchar, para que su hijo, independientemente esté bien preparado para ser competitivo en sociedad, salga de la institución   ¿sin saber para qué?

Por consiguiente, ¿quién queda en medio de estos dos poderes?… el docente que intentando implementar estrategias que permitan mejorar la calidad de la educación, aquel que termina cuestionado y ofendido por creer que al dejar al estudiante va a mejorar al año siguiente y quizás se gradué con mejores competencias para vivir en sociedad. Pero, esto no será así, ocasionado un cambio paulatino en el maestro, desmotivando para seguir creando, a tal punto que muchos deciden colocar durante todo el año la calificación básica, para hacerle creer al estudiante y al padre, que todo va bien y al finalizar el año, no tenga que verse enfrentado a este doble discurso, que se convierte en una excelente arma, para acribillar los ideales éticos y académicos de aquellos seres humanos, que han visto en su vocación (la de orientar) una frustrante actividad mal paga y hasta desagradecida.

m2

Por lo tanto, las universidades si tienen razón en gran parte, de que los estudiantes llegan mal preparados, pues a los docentes de secundaria tan solo les ha correspondido desde su perspectiva individual, decidir cuál camino asumir el de la resignación ante este doble discurso de exigencia, para terminar  pasándolos  o él de mantener sus principios, enfermar, y seguir tildado del malo…pasara mucho tiempo para que esto cambie, pero ya no hay que seguir buscando la respuesta al interrogante del ¿por qué seguiremos con puntajes tan bajos en las pruebas de control estatal e internacional?… ¡a quién le quieres echar la culpa..!

 

MÁS QUE PROYECTITIS…!


Quizás…te han dicho o habrás escuchado: preséntame el proyecto, radica o busca  el proyecto en el banco de proyecto, está en estudio el proyecto, ¿qué paso con el proyecto?, es el resultado de un proyecto, ¡eso no es un proyecto..! y demás expresiones propias de la proyectitis que nos rodea. Pareciera que en la actualidad el desconocimiento de esta herramienta, podría aislar a cierta clase social de los procesos productivos dentro de una comunidad, pero lo único cierto es que se ha vuelto un requisito más para ascender  en esta escalera social que tiende a limitar al ciudadano del común.

Los principios básicos de la gestión de proyectos se dan a finales del s.XIX, cuando las organizaciones empezaron a entender la necesidad de establecer una relación, entre mejorar la comunicación entre empleados y la integración entre los diferentes departamentos de su compañía, con algunas profesiones e industrias del momento. Es así como,  Frederick Taylorimages (1) (1856–1915) presentó el concepto de trabajar con más eficiencia en lugar de más esfuerzo y tiempo. A partir de esto, nace algunos interrogantes… ¿será que esto aplica a cualquier grupo social?, ¿qué tan importante es la función de un líder bajo esta premisa?, ¿qué tan preparados estamos para asumir el compromiso de planear, evaluar y ajustar un proyecto?

Tengamos en cuenta, que la diversidad cultural hace que muchos de los esquemas económicos, educativos y políticos, impuestos en los países tercermundistas no siempre se ajustan a las necesidades de estas sociedades. Esto no quiere decir, que trabajar bajo la gestión de procesos sea ineficiente, si no que quizás se llega a cuestionar los ambientes donde se implantan y quienes los ejecutan.

Para la economía en transición de finales del s.XIX y el inicio del XX, quizás fue un momento relevante para algunas sociedades como la Estadounidense, que lograron  hacer de éste esquema un elemento de arranque económico, (ferrocarril transcontinental) estos principios favorecieron algunos grupos económicos como ejemplo de la efectividad de la gestión de  proyectos.

De esta manera, a medida que las industrias evolucionaban también inició un proceso de remodelación de los conceptos de administración donde involucraron otras disciplinas como: los métodos de marketing, la psicología industrial y las relaciones humanas, tratando de ser más competitivos en un mercado creciente.

Retomando lo anteriormente dicho, la gestión de proyectos nace como una necesidad económica según el momento histórico, pero en su afán de crecer termina en la actualidad involucrando otros entornos de la sociedad, la educación, la salud y hasta le religión; es decir, se debe aprender a establecer criterios de administración en todo, pareciera que es la necesidad imperante, pero ¿qué pasa con aquel ciudadano que en su entorno laborar no se ajusta a éste esquema, donde se le exige todo bajo éste concepto? de esta manera, el sistema lo obliga  a prepararse para esto o lo sentencia a desaparecer en la escala de acenso económico y profesional, y si le agregamos el hecho de que muchas veces el mismo director de empresa tampoco sabe evaluar y exigir un proyecto,  ¿ en dónde queda la importancia de los mismos y su necesidad de ser implementados?.

pPor lo tanto, en la sociedad de hoy ya no es suficiente terminar el bachillerato, ser profesional, saber una segunda lengua, sino se direcciona su trabajo profesional hacia un enfoque basado en gestión de proyectos, pues, seguirá siendo el instrumento de ejecución de ideas y el soporte para alcanzar metas, para establecer un punto de partida frente a la calidad del profesional de hoy y una estabilidad en el futuro. Por consiguiente, más que generar un ambiente de proyectitis, se debería generar un entorno común donde todos ayudemos a ver las ventajas de ésta estrategia organizativa, pues se vuelve inoficiosa y obstructiva cuando no se comprende, no se socializa,  y mucho menos no genera beneficios comunes, cuando los implicados en su ejecución no toman una actitud comprometida y positiva frente a este tipo de estructura laboral.

La gestión de proyectos, ha sido un cambio brusco en la mentalidad de los miembros de una comunidad, que no estaba preparada para entenderla y aplicarla, tan solo con la presión de los últimos años en la economía, educación y política (TLC) ha hecho que la sociedad se vea en la necesidad de implementar estrategias para le beneficios de pocos y para la tortura de otros…

¿YA TIENES TU SEGUNDA IDENTIDAD?


identidaddigitale-betaEn la actualidad, se podría decir que nos encontramos en medio de dos mundos…como en la “la dimensión desconocida”, entre las generaciones que están en la transición de la educación 1.0 a la 2.0, donde el ciudadano que busca ser competitivo tiene que obtener una segunda identidad.

De esta manera, ya no es suficiente identificarse con una Tarjeta de Identidad o Cédula de Ciudadanía, la globalización de las actividades económicas y por ende, la globalización de la sociedad, ha con llevado  a que el ciudadano de hoy, se convierta en ese nativo digital competitivo, para transformar esa masiva información que lo podría limitar o desarrollar en entornos laborales o sociales.

Como lo diría, Cabero (2014) En una sociedad del conocimiento, aquellos sujetos que no se encuentren capacitados para incorporar las TIC de forma expresiva, comunicativa, de ocio, laboral o social a su mundo se van a ver notablemente marginados de la ciudadanía y con menos posibilidades para desarrollarse y desenvolverse en todos los niveles sociales. (Págs. 23-42) De esta manera, surge la llamada brecha digital, donde el “aprendizaje constante” se convierte en el enemigo acérrimo de las formas de aprendizaje tradicional. Por consiguiente, el aprendizaje se transforma  un proceso social con tinte colaborativo, por medio de medios sincrónicos y asincrónicos, que nos llevan a emplear nuevas estructuras comunicativas.

Entonces, ¿Qué pasa con aquellos que se resisten al cambio? A reconocer que la tecnología no es su enemigo, si no su instrumento para facilitar procesos…es justo aquí, donde se revalúa el concepto de alfabetización, para la construcción de dicha identidad por el de alfabetización en tecnologías y cultura digital” (conocer y saber utilizar el hardware de los distintos recursos tecnológicos; conocer y saber manejar el software más relevante de los recursos digitales: procesadores de texto, imagen, navegadores, edición web, etc.; dominar las formas expresivas multimedia; dominar las formas organizativas hipertextuales; comunicarse y participar en redes sociales a través de tecnologías, elaborar y difundir productos propios a través de tecnologías digitales) (Cabero, 2009ª)

Quizás suene fácil, pero la realidad es otra…las tensiones que surgen en la implementación de las TIC, en nuestra vida diaria con lleva a tener en cuenta un sinnúmero de variables, desde lo económico, hasta la disposición para aprender a involucrarlas,  precisamente se dan con el “miedo al error”, ocasionando que sea la mejor opción el evitar su uso, sin llegar si quieran a intentarlo, por lo tanto, entramos en un proceso de autoexclusión, dificultando que la tan necesaria identidad digital, se constituya como un valor agregado a nuestras competencias, ya adquiridas en un determinado campo profesional.

02Por consiguiente, la formación y desarrollo del ciudadano del futuro convergen en nuevas competencias, y al ciudadano de hoy solo le queda ajustarse a estos acelerados cambios para facilitar o complicar su existencia, la nueva identidad ya hace parte de nuestras vidas…como lo afirma la UNESCO, “la educación del siglo XXI debe dar a cada individuo la capacidad de dirigir su destino en un mundo en que la aceleración del cambio, acompañada del fenómeno de la mundialización, tiende a modificar la relación de hombre y mujeres con el espacio y el tiempo. Las transformaciones radicales que afectan a la índole del empleo, si bien están aún restringidas a una del mundo, van indudablemente a generalizarse y a reflejar una reorganización de las fases de la vida” (Delors, 1996, pág. 113)

Partiendo de lo anterior, renacen nuevas dudas… ¿sobre quién recae tan necesaria responsabilidad de enseñar a constituir esta nueva identidad? ¿Será a las instituciones educativas? o ¿será netamente la decisión del individuo del hoy, el querer tener este valor agregado de progreso?

Sin duda alguna, un buen porcentaje lo adoptan las instituciones educativas, por ser ellas en quien recae las bases iniciales de la educación dentro de un contexto social, pero surge una nueva brecha en marcada en los esfuerzos gubernamentales, por dotar de tecnología y los deseos de implementarla por quienes sienten temor por ella, ya sea porque se desconoce cómo incluirla en su quehacer o simplemente, no la ven como un factor importante en su diario vivir.

Por lo tanto, el ciudadano de acuerdo a sus expectativas de vida, tendrá que saber navegar en tan exuberante mar de conocimiento, pues de su habilidad para transferir información al contexto que lo rodea, dependerá su grado de desarrollo dentro de la sociedad a la cual llega, será su identidad digital la que le dé el   pasaporte a nuevos recursos, medios, espacios; estructurando de alguna manera, los niveles de progreso y de calidad de vida de ese ciudadano del hoy y del futuro.