Un Website para opinar..!


Por: Mag. Ricardo Rico Guzmán

         Docente de la I.E.R.D. San Antonio de Anapoima.

 

Décadas atrás, se viene juzgando a la comunidad educativa de los bajos resultados en las pruebas nacionales  e internacionales, estos instrumentos de medición han marcado la pauta para hacer de la academia la responsable de los fracasos educativos colombianos. A partir de esto, los docentes son los llamados a la restructuración de los procesos educativos, no obstante, el sistema educativo colombiano se ha encargado de encarcelar al docente dentro del mismo esquema educativo. De esta manera, desde la Revolución Educativa Española, Colombia ha adoptado la diversidad de modelos pedagógicos que se han considerado como “el milagro de la educación”, como La Escuela Nueva, Activa y El Paradigma de la Pedagogía Dialogante, entre otros.

think-open-foto-600x400

Estos se convirtieron en las directrices de la colectividad académica, para generar esos espacios pedagógicos que muestren los resultados esperados por la familia y gobierno. Por consiguiente, se ha reconstruido el rol del docente con cada modelo que intenta adoptar, aunque, en la actualidad aquellos modelos llamados interestructurantes parecieran devolverle la “flexibilidad” al maestro.  Sin embargo, lo que  desconoce  la gente de a pie, es que la labor docente en los colegios públicos se ve afectada  en su mayoría, por que se manejan la política de la “cobertura”, dónde la prioridad es matricular estudiantes, sin tener en cuenta la capacidad logística de la institución, los inconvenientes de convivencia del estudiante que llega a la institución  y cómo ésto, pueden afectar a la mayoría de la población y sin sumarle  el hecho del abandono familiar de gran parte de estudiantes, así, la escuela se ha convertido en la guardería social; la imagen del docente ha cambiado al de la servidumbre,  generándose  el ambiente apropiado para exigirle ese tan aclamado éxito en la educación.

Algo muy contradictorio, comparado con la imagen que  tienen de los docentes en Singapur, como lo diría Thiruman, M. (2016):

Para nosotros, los maestros son como un diamante, piedras preciosas con ciertas características importantes: en el centro está la ética en la educación y alrededor, la capacidad de hacer aprendizaje colaborativo, de transformar y transformarse, de ser un líder y un gestor de la sociedad y un profesional competente. Estas son las características de nuestros profesores. Si consideramos que son una gema, los valoramos, los cuidamos y estamos pendientes de que brillen en todo momento.

Teniendo en cuenta lo anterior, se ha cuestionado la actual educación, se ha discutido de los responsables de los bajos resultados, pero el ejercicio de la enseñanza en tan diverso en cada rincón del país; cada departamento muestra un  proceso que no permite establecer la realidad del enseñar. ¿Pero cómo explicar los fracasos en resultados a pesar de las políticas adoptadas por el gobierno?  La Gobernación de Cundinamarca y el Ministerio de Educación, promulgan planes, proyectos, invierten en capacitaciones y aún se continúa en éste fango de críticas frente a lo que ha sido y es la actual educación.

En consecuencia, se podría decir que el sistema viene albergando diferentes perfiles de docente, aquel que lucha por mantener sus principios y hace caso  omiso a las dificultades, para seguir trabajando con las uñas bajo la misma presión de seguir mostrando resultados. Por otra parte, el docente, que realiza lo mínimo, pues ya considera que el sistema no amerita un mayor esfuerzo profesional, resignado a que algún día la mayor parte de las familias, se involucre en los procesos de aprendizaje de sus hijos y a que el gobierno no siga acabando con las prebendas legales.

Por consiguiente, “cómo no estar en el filo del importaculismo” cuándo el docente acorralado por el abandono parental, la presión del sistema al ser evaluado anualmente, la necesidad de implementar modelos educativos en contextos educativos difíciles, que terminan por colocar a prueba su vocación.  Por ende, el administrativo (Rector, coordinador) también presionado por el jefe piramidal, debe reducir  la perdida, la deserción, la lucha con el consumo de alucinógenos, la violencia intrafamiliar; sigue buscando estrategias con los docentes, para rescatar el mayor número de estudiantes por año, es decir, ya la escuela no es un centro de formación académica, se le siguen otorgando atribuciones en algunos casos de “correccional” o de simple “guardería”.

Sin embargo, la sociedad continua su camino, en medio de la llamada sociedad de la información, donde el rol docente sigue mutando hacia el adecuado manejo de la tecnología, aquella que se considera en el peor de los casos el enemigo acérrimo de la educación; a partir de esto, se podría analizar  una de las concepciones más representativas, de los expertos frente a lo que el docente debe ser en la actualidad,

Sin las pedagogías clásicas, las pedagogías modernas que se fundamentan en la tecnología serían un fracaso. Lo más importante de la tecnología es permitirle al profesor se dedique a lo mejor que sabe hacer: acompañar y guiar a los alumnos. Antes, el profesor tenía que dedicarse a transmitir durante una hora los conocimientos. Sin embargo, ahora la tecnología puede hacerlo muy bien, con un vídeo, por ejemplo. Esto libera al profesor y le puede permitir centrarse en las necesidades de cada alumno. No se trata de tecnologizar la escuela, sino de humanizar la tecnología. El profesor puede dedicarse a su labor más importante, que es guiar a los estudiantes, resolver dudas, asesorarlos. (Calvo, A. 2016)

Si se retoma lo expuesto, la lucha contra los paradigmas es grande, el de aquellos docentes acostumbrados a lo mismo, y el de los otros que quieren innovar a toda costa. Así, que nos topamos con aquellas situaciones absurdas, donde llega tecnología a las instituciones y no se usa por el miedo a ser dañada o simplemente, centros educativos donde llega pocos recursos tecnológicos y no sé sabe cómo utilizarla, entre otros casos. El rol del docente, sigue siendo el de aquel profesional, que realmente se siente entre la idea de lograr ser eficiente con lo poco, (que sabe o tiene) o resignarse a seguirle el juego al sistema, implementando lo que las políticas gubernamentales le dictaminen en cada programa, quedando en riesgo constante de caer este sentimiento de impotencia llamado “importaculismo”.

Quizás, en este intento de seguir construyendo modelos o de implementar otros, que propongan el adecuado rol docente y el esquema pedagógico más propicio,  se enfrenta el docente de hoy a lo más titánico de nuestra sociedad, encontrar en la gran mayoría de la población estudiantil un desinterés en la educación, el estudiante de hoy no está preparado para adoptar propuestas donde él sea el centro del proceso educativo, su adaptación está supeditada al apoyo familiar, al apoyo económico, al adecuado asesoramiento docente y a la vieja tradición de la necesidad de coaccionar para funcionar… algo que culturalmente ha sido difícil de radicar, pues esto requiere un cambio de mentalidad paulatino y que difícilmente mostrará resultados a mediano o  corto plazo. Por esto, pasarán más décadas donde nos seguirán comparando con Singapur o Finlandia, donde el maestro colombiano se seguirá esmerando por parecerse más a los de allá, buscando demostrar su competencia pedagógica, para formar hombres a la altura de las exigencias de las estructuras socioeconómicas internacionales.

En conclusión, la educación colombiana seguirá expuesta a las exigencias de las pruebas internacionales, que a pesar de no estar contextualizadas a la realidad colombiana, continuará siendo la regla de medir los procesos educativos. Los sistemas económicos internacionales, dispondrá de la políticas educativas que aún no reconocen la idiosincrasia de los pueblos, jugando con el rol del docente en la medida de cubrir sus intereses.

Por otra parte, en los círculos académicos se continuará debatiendo, la necesidad de que las instituciones educativas, se identifiquen con un modelo pedagógico, que sirva de ruta a la consecución de sus propósitos pedagógicos, tratando de emular resultados incansables, para una sociedad que difiere mucho de ser esa utopía de estructura de esquema educativo internacional.

Así, el docente, se seguirá viendo comprometido a adoptar una postura frente a los nuevos retos de la sociedad, su perfil, algo divergente a los intereses económicos del estado, se seguirá cuestionando y culpando de los aciertos y desaciertos educativos, sin llegar a tener en cuenta otros significativos factores sociales, que hacen de éste proceso algo retorico y clasista; porque sin duda alguna, el sistema educativo, está mostrando en su gran retrospectiva, que a la buena educación no se llega sin tener recursos, los “héroes” aquellos docentes, que con tampoco han logrado mejorar los niveles educativos, son luces fugases que luchan por caer en la extinción, por no estar ni cerca al filo del importaculismo.

Se podría decir, que parte del camino se centra es lograr hacer efectivo los procesos de enseñanza del estudiante involucrando la tecnología, pues, pretender apartarla de los entornos educativos, no solo es inaudito si no una lucha que está casi perdida…por lo menos en nuestro contexto social; se podría mirar, como la herramienta para apartar la apatía educativa en la que se ve inmerso el estudiante. Así, amigo maestro, aunque te sientas encarcelado por el sistema educativo, piensa que tu vocación quizás sea la última opción de aquellos estudiantes incomprendidos de nuestro tejido social.

Referencias bibliográficas:

Calvo, A. (2016). ¿Qué se debe enseñar en el siglo XXI?. Revista Semana. [En línea]  Retomado el 20 de septiembre de 2016, de: http://www.semana.com/educacion/articulo/como-ensenar/484206

Perilla, S. (2016). Este es el modelo educativo que seduce a todo el mundo. Periódico el Tiempo. [En línea] Retomado el 20 de septiembre de 2016, de: http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/educacion/entrevista-con-mike-thiruman-presidente-del-sindicato-de-maestros-de-singapur/16706184

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: